"POR LA CONVERSION DE LOS INFIELES"

¡Dios te salve, María, Virgen y Madre de Dios! Aunque miserable pecador, vengo con la mayor confianza a postrarme a vuestros pies santísimos, bien persuadido de ser por ti socorrido de que eres la que, con tu gracia y protección poderosa, alcanzas al género humano todas las gracias del Señor. Y si estas suplicas no bastaran pongo por medianeros y abogados a los nueve coros de los Ángeles, a los Patriarcas, y Profetas, a los Apóstoles y Evangelistas, a los Mártires, Pontífices y Confesores; a las Vírgenes y Viudas; a todos los Santos del Cielo en especial al Cura de Ars, Santa Filomena, San Francisco de Asís, San Benito y justos de la tierra. Cuiden de esta página y de lo que aquí se publica para el beneficio de los fieles de la Iglesia Católica; con el único fin de propagar la fe. Que, esta página sea, Para Mayor Gloria de Dios.

viernes, 6 de agosto de 2010

NOVENA A LA ASUNCIÓN DE MARÍA AL CIELO




El 15 de agosto se celebra la solemnidad de la Asunción de la Santísima Virgen María y hoy 6 de agosto comienza su novena.

NOVENA A LA ASUNCIÓN DE MARÍA AL CIELO.

Oración Preparatoria. — Alegrémonos en la festividad de la Asunción de María al Cielo. Oh Madre, haced que algún día podamos acompañaros en la Gloria. Amén.

Día 1. María subió al Cielo en cuerpo y alma. Es ya un dogma de fe. definido por el papa Pio XII el 1.º de Noviembre de 1950. Alegrémonos los que nos preciamos de ser sus hijos. Nuestra Madre está en el Cielo: allá iremos.

Récense las cinco avemarías y deprecaciones *

Oración Final. — Oh Virgen, que habéis sido exaltada sobre todos los coros de los Ángeles, miradnos compasiva a los que somos hijos vuestros y que luchamos aun en este valle de lagrimas y miserias. Salvadnos. Amén.

Día 2. María murió; pero su muerte no fue ocasionada por enfermedad alguna corporal, sino por el grande amor de Dios que inflamaba su Corazón. Nosotros moriremos: ¿nos preparamos con buenas obras?

Día 3. El cuerpo de María después de la muerte. No sufrió corrupción alguna. No podía sujetarse a la corrupción un cuerpo que había dado a luz a un Dios hecho Hombre. Tú, polvo eres y en polvo te convertirás.

Día 4. El sepulcro de María. Según una antigua tradición, los Ángeles guardaron el sepulcro de María, entonando alegres canticos en honor de Ella. A nosotros nos espera un absoluto olvido de todos. Piénsalo bien.

Día 5. Resurrección de María. Pasados tres días de la muerte de María, su bendita alma volvió a juntarse con su cuerpo, resucitando a una vida gloriosa, para no morir ya jamás. Nosotros resucitaremos un día. ¿Cómo?

Día 6. Asunción de María. La gloria de que gozaba María se transfundió al cuerpo, y en cuerpo y alma subió al Cielo. ¡Qué entrada tan solemne hizo Ella!

Día 7. Exaltación de María. Fue ella exaltada sobre todos los Ángeles. Mírala: Ella se llamaba esclava del Señor y ahora es declarada Reina y Señora de todo lo creado. Así premia Dios a los que son humildes.

Día 8. Coronación de María. La Santísima Trinidad corono a María con corona de poder, de sabiduría y de amor. El infierno tiembla al solo Nombre de María. Nada ni nadie puede resistir al poder de María.

Día 9. Confianza en María. ¿Quién no confiara en María al considerar su grande poder, su inmensa sabiduría y su grande amor hacia Dios y hacia nosotros? Confiemos en María. Acudamos a su poderosa intercesión.

A LA VIRGEN SANTISIMA

en su Asunción al Cielo.

Oración. — Señor Dios nuestro, imploramos vuestra clemencia para que, cuantos celebramos la Asunción de la Madre de Dios al cielo, nos veamos libres, por su intercesión, de todos los males que nos amargan. Os lo pedimos por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Para obtener las gracias que hemos pedido, saludaremos a la santísima Virgen con las siguientes deprecaciones:

1.ª — Oh María, por vuestra santa muerte, alcanzadme una muerte libre de todo pecado. Amen.— Avemaría.

2.ª — Oh María, por vuestra resurrección a una vida inmortal y gloriosa, obtenedme que resucite yo glorioso con los justos en el ultimo día. Amen.— Avemaría.

3.ª— Oh María, por vuestra Asunción al Cielo, en cuerpo y alma, alcanzadme que logre yo salvar mi alma y gozar eternamente en vuestra compañía. Amen.— Avemaría.

4.ª — Oh María, por vuestra exaltación sobre los Ángeles y por vuestro poder sobre los demonios, alcanzadme que venza al infernal enemigo y que sepa dominar mis pasiones. Amen.— Avemaría.

5.ª — Oh María, por vuestra coronación sobre todo lo creado y por haber sido elegida Abogada de todos los hombres, alcanzadme una filial confianza en Vos y acordaos de mi en todas mis necesidades, peligros y tentaciones. Amén. —Avemaría.

Antífona. — La Virgen María ha sido llevada al Cielo; y ha sido exaltada sobre todos los Ángeles.

Oración Final

Oh Señor, os pedimos que nos proteja a todos nosotros la oración de la Madre de Dios, la cual, aunque sabemos que salió de este mundo muriendo como los demás, resucitada a nueva vida, ha sido llevada al Cielo y coronada por Reina de todo lo creado. Os suplicamos también que, ya que no podemos agradaros con nuestras solas obras, nos salvemos por la intercesión de la misma Virgen María. Amén.



2 comentarios:

  1. Estoy haciendo esta Novena para que, amparado por Nuestra Señora, pueda yo convertirme de mis pecados y llevar una vida digna de un cristiano. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir esta novena. Ojala y nos convirtamos al conocer los méritos de la Santísima Virgen María

    ResponderEliminar