"POR LA CONVERSION DE LOS INFIELES"

¡Dios te salve, María, Virgen y Madre de Dios! Aunque miserable pecador, vengo con la mayor confianza a postrarme a vuestros pies santísimos, bien persuadido de ser por ti socorrido de que eres la que, con tu gracia y protección poderosa, alcanzas al género humano todas las gracias del Señor. Y si estas suplicas no bastaran pongo por medianeros y abogados a los nueve coros de los Ángeles, a los Patriarcas, y Profetas, a los Apóstoles y Evangelistas, a los Mártires, Pontífices y Confesores; a las Vírgenes y Viudas; a todos los Santos del Cielo en especial al Cura de Ars, Santa Filomena, San Francisco de Asís, San Benito y justos de la tierra. Cuiden de esta página y de lo que aquí se publica para el beneficio de los fieles de la Iglesia Católica; con el único fin de propagar la fe. Que, esta página sea, Para Mayor Gloria de Dios.

jueves, 25 de junio de 2009

Modo Practico de Imitar Con Espíritu de Devoción a Jesucristo llevando la cruz.




    El cristiano que desea ir en pos de Jesucristo llevando la Cruz, ha de tener presente que este nombre cristiano, quiere decir discípulo e imitador de Cristo, y que es indispensable, si quiere llevar con toda propiedad tan honorifico y noble titulo, hacer lo que en su santo Evangelio nos Encarga Jesús, a saber: que, si queremos ser discípulos suyos, hemos de oponernos o negarnos a nosotros mismos, tomar la cruz y seguirle. Con estas palabras, según explican los expositores, Jesucristo nos pide mortificación interna y externa, si le queremos seguir. La mortificación interna está comprendida en estas palabras: que se niegue a sí mismo, o que no tenga propia voluntad; y la mortificación externa, en estas otras: que tome su cruz. La mortificación, según la bella comparación de San Francisco de Sales, nos es tan necesaria como la sal para la conservación de las carnes; de suerte que así como sin sal las carnes muertas se echan a perder, fermentan y son luego pasto de gusanos, mas con la sal se conservan todo el año, así nosotros con la sal de la mortificación nos conservaremos en la virtud, y sin ella seremos pasto de todos los vicios, y por ultimo nos perderemos del todo, y he aquí por que San Pablo decía con tanta aseveración: Hermanos... si vivís según la carne, regalándola y no mortificándola moriréis os condenareis; empero si mortificáis la carne viviréis, os salvareis. Por lo tanto deseando yo vuestro provecho espiritual he juzgado muy del caso bosquejaros lo que entendemos por la palabra mortificación y el modo de practicarla para poder así ayudar al Señor a llevar la cruz.

    Mortificar, pues, no significa matar, sino sujetar y refrenar; y así, la palabra mortificación dice lo mismo que una ordenación concierto y reglamento de los apetitos de la parte inferior del hombre, para que este siempre en armonía con la parte superior constituida por la razón ilustrada por la fe.

    La mortificación es de dos maneras: una de obligación, y la otra de devoción. la de Obligación tiene por objeto refrenar o quitar todo cuanto nos pueda ser impedimento para cumplir los preceptos de la ley de Dios y las obligaciones del propio estado. La de supererogación o devoción tiende a privar de aquellas cosas que , aun cuando no sea malo o pecado el ejecutarlas, es , sin embargo, de gran provecho abstenerse de ellas, para ofrecer al señor un sacrificio que le es muy agradable. Por ejemplo: el mirar un ameno jardín, el beber un vaso de agua fresca, etc., no es en sí pecado, y sin embargo, es incalculable la utilidad que trae al espíritu el privarse de ello por amor de Dios y de María. y dije que la utilidad de esta especie de mortificación es incalculable, porque casi raya en la necesidad, por ser cosa muy probada que el que no sepa o no quiera mortificarse en la supererogación o devoción, tampoco sabrá ni podrá en lo que sea de obligación.

    Esta mortificación de devoción se divide en activa y pasiva. La activa consiste en buscar por elección propia, y por el gran amor que uno tiene a Dios y a la Santísima Virgen, cosas que causen pena y humillación para ofrecerles así un obsequio. La pasiva consiste en sufrir con paciencia, resignación y conformidad con la voluntad de Dios todo cuanto nos causa pena sin haberlo nosotros buscado ni intentado, como son las persecuciones, calumnias, oprobios, robos, enfermedades, frio calor y otras cosas semejantes. Sin embargo de que la mortificación interna es la mejor y más noble, como que es el alma de todas ellas, para proceder con método daremos primero algunas nociones de la mortificación externa con que nos abriremos paso para lo demás.

4 comentarios:

  1. Creo que todos necesitamos de darle gracias a Dios; por tantos regalos inmerecidos. confiando en Dios nos guie para buscar la mejor manera de agradecerle. sometiéndonos a la voluntad de Dios tendremos la seguridad de vencer toda situación difícil, pidiéndole la gracia y la fortaleza para aceptar todo lo que Dios nos quiera mandar, y ofrecerlo todo para su gloria. como sabrán mi hija se accidento junto con otros tres niños amigos de la familia. aquí me di cuenta que he perdido mucho tiempo en cosas que no tienen importancia y me di cuenta de cuan miserable soy. Ya nunca podre recuperar lo que no tengo. (tiempo) pero si podre aprovechar lo que se me da el día de hoy.

    María Santísima tú que eres abogada nuestra, pido intercedas ante tu hijo amado Nuestro Señor Jesucristo; dale gracias por su misericordia. Por dejar a nuestros hijos un poco más de tiempo con nosotros. gracias por darnos, lo que merecemos para beneficio de nuestras almas. gracias por el pan de cada día, gracias por la vida, gracias por el trabajo, gracias Jesús por quedarte con nosotros en la Sagrada Eucaristía, gracias por darnos buenos sacerdotes, gracias por habernos dado un hogar cristiano, gracias por darnos buenos padres, gracias por darnos buenos amigos, gracias por darnos tiempo para arrepentirnos, gracias por darnos los sacramentos, gracias por haber dado tu misma vida para pagar nuestra deuda, gracias por tu pasión, muerte, y resurrección. Te pido nos des el don de la sabiduría para pedir lo que nuestra alma mas necesite para su salvación, y la gloria de tu Santísimo Nombre. Amén.

    ResponderEliminar
  2. juan carlos:

    mil gracias por esta hermosa oportunidad de poder agradecer publicamente a nuestro amado creador por todas las bendicones recividas.

    no,nadie como El.
    somos hijos de un padre bueno que nos ama y quiere lo mejor para nosotros.
    somos hijos de un creador que todo nos lo dio.
    somos hijos de un,un padre que todo lo sabe y todo lo ve..
    a El todo el Honor y la Gloria.
    Eran mis hijos que estaban junto a tu hija en esos momento de eterno amor y infinita bendicion,
    era la proteccion del Padre que los cuido y a
    nosotros nos acaricio con su divino amor..

    como dejar pasar esta oportunidad de decirles a todos ustedes que su amor vive,que no perdamos el tiempo en nada mas ni en nadie mas.
    que tenemos al Padre mas amoroso.
    El, que no escatimo enviar a su amado hijo para rescatarnos de la esclavitud y del pecado...
    El nuestro padre bueno fue misericordioso con nuestras familias.

    a todos ustedes mil gracias por sus bendiciones, oraciones y, palabras de aliento..
    a todos ustedes que Dios Padre Celestial les colme de eternas bendiciones,que colme de bendiciones a sus hijos y a los hijos de sus hijos... pido por la salvacion de su alma pido porque encuentren al verdadero amor.

    Gracias a nuestra Madre Santisima que no se alejo ni un solo instante de nosotros.
    gracias a sus angeles de la guarda,
    gracias a todos ustedes familia Espiritual, Santos y Santas de mi amado señor Jesus Por la bendicion de su presencia en nuestra vida..

    por siempre agradecida
    mary

    ResponderEliminar
  3. hola mi nombre es Cristina,
    yo y mis hermanos ,junto a Daniella vivimos un momemto dificil pero Jesus nos ayudo y nos protejio.

    estoy agradecida !

    god bless you all .

    love Cristina.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Cristina, gracias por dejar tu comentario , y dar tu testimonio de fe. no te olvides de darle gracias a tu ángel de la guarda que sirvió como instrumento de Dios para tu protección. Que Dios te bendiga a ti y a tu apreciable familia.

    ResponderEliminar