"POR LA CONVERSION DE LOS INFIELES"

¡Dios te salve, María, Virgen y Madre de Dios! Aunque miserable pecador, vengo con la mayor confianza a postrarme a vuestros pies santísimos, bien persuadido de ser por ti socorrido de que eres la que, con tu gracia y protección poderosa, alcanzas al género humano todas las gracias del Señor. Y si estas suplicas no bastaran pongo por medianeros y abogados a los nueve coros de los Ángeles, a los Patriarcas, y Profetas, a los Apóstoles y Evangelistas, a los Mártires, Pontífices y Confesores; a las Vírgenes y Viudas; a todos los Santos del Cielo en especial al Cura de Ars, Santa Filomena, San Francisco de Asís, San Benito y justos de la tierra. Cuiden de esta página y de lo que aquí se publica para el beneficio de los fieles de la Iglesia Católica; con el único fin de propagar la fe. Que, esta página sea, Para Mayor Gloria de Dios.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Un Radio Mensaje del Obispo Fulton Sheen Sobre: La Virgen Maria

La Madre De Dios

Bendita sea tu pureza
y eternamente lo sea,
pues todo un Dios se recrea,
en tan graciosa belleza.
A Ti celestial princesa,
Virgen Sagrada María,
te ofrezco en este día,
alma vida y corazón.
Mírame con compasión,
no me dejes, Madre mía.
Amén.


Fuente: Radio Cristiandad

3 comentarios:

  1. Bendito sea Dios !

    Juan Carlos, mil Gracias por este tesoro, por esta bendición , por esta gran verdad.
    No hay nada que agregar o que decir porque el Obispo Fulton Sheen lo ha dicho todo..

    Solo me mueve decir algo especial en este maravilloso día en que mucho hijos de maría Guadalupe nos preparamos para visitarla en su Día, pero también me mueve porque aquí se dice una gran verdad, somo hijos muy ingratos.
    esta realidad la presenciamos cada vez y, nuestros ojos se entristecen al reconocer que aun no sabemos valorar a esa madre que lo dio todo olvidandose asta de su propio derecho de ser Madre y disfrutar ese don a semejanza de los derechos que a nosotros como Madres se nos dan.

    Ella ,la siempre virgen se negó desde el principio ese derecho y todo lo ofreció por amor, llena de virtudes y con el favor del Altísimo.
    pero, todo no lo dio.

    El 8 de Dic, día de la Inmaculada Concepción de María Santísima a muchos hijos de María Santísima Se nos olvida que ese es un día de obligación, se nos olvida que es verdaderamente justo que recordemos que ese día es de eterna bendición para los hijos de esa Madre.

    aun,se nos sigue olvidando lo que es primero y, los hijos de esa Madre que decimos tanto amar nos seguimos perdiendo en el ruido y las situaciones de este mundo, como si perteneciéramos a este mundo y no a Dios que en las propias palabras de su hijo amado nos dejo a su Madre para cuidarla, protegerla, respetarla, amarla y llevarla a casa.


    Estos días he recordado con gran ternura que cuando yo era niña, mis ojos de niña siempre miraban a esta anciana preciosa, nunca me cansaba de mirarla porque siempre me hablaba al corazón.

    Yo, no lograba entender a ésta anciana, y me dolía su dolor. pero, era yo tan niña que no podía ayudarla, solo.
    esta santa mujer tenia muchos hijos, unos borrachos, otros emigraron para otro país, otros aunque estaban allí, se avergonzaban de Ella, la maltrataban, la ofendían, yo no entendía porque? Y siempre en mi alma de niña me enojaba la actitud de estos hijos ingratos.

    Ahora entiendo lo que antes no lograba entender.
    lo que mas me hacia enojar; era que siempre miraba a esta viejecita detrás de sus hijos, amándolos ,perdonandolos,(oh!como me hacia enojar su actitud)
    a Ella no le importaba nada mas que sus hijos.
    (ni las criticas, ni si la juzgaban o la creían loca, recuerdo cuantas veces dejo de comer para guardarle la parte de su comida a uno de sus hijos que aun no llegaba) Si estaban borrachos, tirados en la calle; Ella misma lo cuidaba y lo llevaba a casa. otros hijos, que según Ellos eran Buenos hijos con su Madre se la pasaban humillandola, ofendiéndola, regañandola ,mirándola con desprecio
    ,”Mirala, dejalo que se muera le decían”.

    el corazón de esta madre lo vivió todo, lo sufrió todo y ahora entiendo porque ,lo que no logre entender con mis ojos de niña lo entiendo hoy y no por el hecho de ser ahora madre, pro por el hecho de haberme permitido la bendición de entender y conocer la bendición de tener una madre como mi Madre, la Madre del Cielo ,es a través de ella que el alma se abre a la gracia y la virtud que nos lleva a entender de Amor y al Amor mismo.es maría santísima que hace la gran diferencia en nuestra alma, es Ella, quien nos ayuda a ser valientes para reconocer nuestra maldad interior y así comenzar a luchar por ser mejores HIJOS del padre bueno y dignos de su hijo amado. Es María santísima junto a su esposo él Espíritu Santo, él que nos ayuda a limpiar el alma y hacerle un lugar digno y habitable a nuestro amado Jesús..

    Muchas veces decimos es que la mama tiene la culpa.posiblemente sí.
    Pero no,no la culpa de mi Madre del cielo,ella no es culpable de, de nuestra ingratitud y seguimos siendo ingratos,injustos, crueles, faltos de respeto y desobedientes a sus deseos de Madre.
    Dios permita que pronto nos envié ayuda divina para que logremos
    ENTENDER Y VALORAR A NUESTRA MADRE.

    ResponderEliminar
  2. que todos los hijos de María nos detengamos a meditar seriamente en lo que estamos haciendo como hijos de esta Hermosa mujer y Madre nuestra.
    especialmente ruego porque pronto los hijos de esta hermosa Madre pronto logremos obedecerla y lograr la consagración de Rusia a su Inmaculado Corazón, asi como ella lo ha pedido.

    mary

    ResponderEliminar
  3. Si! Mary, es verdad no pasa un solo día sin que se agravie a Jesús Sacramentado y para colmo los que nos hacemos llamar "Guadalupanos" ó "Marianos" somos los primeros en ofender a Jesús y María con nuestra arrogancia, ingratitud, odio, y falsa devoción.

    muchos por inmadurez actuamos sin temor de Dios. Sin amor a la Patria Celestial, despreciamos a los vicarios de Cristo y con ello los bienes que nuestro Señor nos dejo a través de María la Medianera de todas las gracias. y sin darnos cuenta nosotros mismos damos sentencia a nuestra alma a perderse por toda la eternidad por un amor falso, falto de piedad y por falta de virtudes.

    María, Madre Santísima intercede ante Dios nuestro Señor y pide por el perdón de nuestras culpas por tantos agravios cometidos por nosotros mismos y por nuestros hijos.

    ResponderEliminar